¿Qué hacer en Ecuador? 5 destinos imperdibles

cotopaxi-viajar-ecuador-relatos-del-movimiento-viajes

Ecuador es un país de contrastes. A pesar de ser uno de los países más pequeños de Latinoamérica, con una extensión de 285.000 km2, Ecuador concentra una gran biodiversidad, todos los pisos térmicos, y además, una herencia cultural que, aún hoy, sigue muy presente en la vida cotidiana de los ecuatorianos.

Por eso, decidí escribir este post en el cual te mostraré los 5 destinos que más me encantaron de nuestro itinerario en Ecuador. Encontrarás selva, playa y nevados… Todo para resumir la riqueza de este fascinante país y animarte a visitarlo. ¡Vamos allá!

  1. Quito y Ciudad Mitad del Mundo
  2. Otavalo: Artesanías y naturaleza en lugares ancestrales
  3. Montañita: Fiesta, surf y playa
  4. Laguna Quilotoa: Camping y senderismo en el cráter de un volcán
  5. Nevado Cotopaxi: Paisajes sacados de la mejor postal

1. Quito y Ciudad Mitad del Mundo

Un centro histórico declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, un imponente cerro de 3.000 metros de altura que se alza orgulloso en medio de la ciudad y una línea que marca la mitad del mundo son sólo algunos de los principales atractivos turísticos de San Francisco de Quito, la brillante capital de Ecuador.

El centro histórico mejor preservado de América

Principales puntos de interés:

  • La Plaza de la Independencia –o Plaza Grande-: El centro de poder de Ecuador
plaza-grande-quito-ecuador-relatos-del-movimiento-viajes
Una tarde común en la Plaza Grande, centro de poder de Ecuador.
  • Basílica del Voto Nacional: Una imponente basílica de estilo neogótico ecuatoriano
La Basílica del Voto Nacional es el templo de estilo neogótico más grande de América.
  • Cerro del Panecillo: Un mirador que divide el norte y el sur de la ciudad
cerro-panecillo-quito-viajar-relatos-del-movimiento-viajes
La Virgen de Quito, construída en aluminio en la cima del Panecillo, da la cara al norte de la ciudad.
  • Plaza Foch –no exactamente en el Centro Histórico pero muy cerca de ahí-: Foco de la vida nocturna en Quito
plaza-foch-quito-viajar-relatos-del-movimiento-viajes
La clásica foto en la Plaza Foch, la zona rosa de Quito.
  • Pasaje Espejo: Una tradicional calle donde podrás visitar la Plaza Chica y el Teatro Bolívar
pasaje-espejo-quito-viajar-relatos-del-movimiento-viajes
El Pasaje Espejo es una de las vías de acceso peatonales a la Plaza Grande.

¿Cómo es visitar el centro histórico de Quito? Mi experiencia

Los centros históricos siempre serán un atractivo imperdible para visitar en todas las ciudades a las que viajamos, pero el centro histórico de Quito tiene algo muy especial, tanto que lo hace merecedor del título de ser el primer centro histórico declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad en septiembre de 1978 –junto al Centro Histórico de Cracovia, Polonia-.

centro-historico-quito-que-ver-relatos-del-movimiento-viajar

Caminar por el centro histórico de Quito es mucho más que moverse por calles empinadas y estrechas; es conocer el corazón de la ciudad… Un espacio donde el pasado y el presente confluyen en perfecta armonía para mostrarle al viajero como es que se vive en el Ecuador del siglo XXI.

Mientras te encuentras con cientos de iglesias, algunas tan imponentes como la Basílica del Voto Nacional, ves como los vendedores ambulantes trabajan incansablemente para conseguir las ganancias del día. Tan vibrante es el contraste que mientras observas la arquitectura colonial, tal vez pensando en cómo vivían los ecuatorianos en aquellas épocas, puede que el tráfico te traiga de vuelta al presente para contemplar como es la situación hoy.

que-hacer-quito-ecuador-relatos-del-movimiento-viajes

Y cuando cae la noche sobre Quito, justo cuando todas las luces se encienden, toda la ciudad se cubre con una atmosfera especial. Puedes pasar el tiempo conversando en la bien decorada Plaza Grande, o caminando en las calles con total seguridad. Disfrutar del centro histórico más grande y menos alterado de América es algo que seguramente no querrás dejar pasar.


Te puede interesar: Guía de Viajes Quito.


La línea que divide al mundo: Ciudad Mitad del Mundo

¿Qué puedes hacer en la Mitad del Mundo?

  • Visitar el Monumento a la Mitad del Mundo –y saltar de un hemisferio al otro-
  • Visitar las obras del célebre pintor ecuatoriano Oswaldo Guayasamín en el Pabellón Guayasamín
  • Conocer más sobre la misión geodésica franco-española que determinó por primera vez el punto aproximado que marca la mitad del mundo en el Pabellón Francia
  • Visitar el Planetario y el Insectarium
  • Parar un huevo sobre una puntilla en la línea que marca la mitad del mundo
monumento-mitad-del-mundo-ecuador-viajar-relatosdelmovimiento
El Monumento a la Mitad del Mundo es una réplica de 30 metros de altura de un monumento construído en 1936, que medía 10 metros. El nuevo monumento está ubicado 240 metros al sur de la verdadera línea que divide el mundo.

¿Qué hicimos nosotros?

¿Recuerdas ese episodio de Los Simpson cuando Bart llama a un niño de Australia para confirmar si en el Hemisferio Sur del planeta el agua del retrete giraba hacia la derecha, mientras que en su casa giraba a la izquierda? Pues en la Mitad del Mundo podrás experimentar este suceso, y muchas otras curiosidades que sólo podrían ocurrir en la latitud 0.

mitad-del-mundo-huevo-ecuador-viajar-relatosdelmovimiento
Orgullosa mostrando el huevito equilibrado sobre una puntilla -puede que Diego me haya ayudado con eso un poco-

Además, podrás conocer más sobre la misión geodésica franco-española que se realizó en cabeza de Charles Marie de la Condamine entre 1736 y 1744, con el objetivo de determinar si el globo terráqueo era una esfera perfecta o tenía un achatamiento en los polos.

Resultado de esto, y en honor a los 200 años cumplidos de esta misión, Luis Tufiño se encarga de construir el primer monumento a la Mitad del Mundo de 10 metros de altura, el cual se ve desplazado por el monumento actual –de 30 metros de altura- que, curiosamente, no marca la verdadera mitad del mundo, pues se determinó, gracias a la tecnología GPS, que la mitad del mundo se encuentra 240 metros más al sur del punto original.

mitad-del-mundo-que-hacer-relatos-del-movimiento-viajes0
La clásica foto en el Monumento a la Mitad del Mundo -¿Mitad del mundo o a 240 metros de ella?-

Sin embargo, y a pesar de esta imprecisión, visitar el monumento siempre será una experiencia que roba el aliento -además, siempre puedes visitar la ubicación verdadera, marcada por una línea roja-. La Mitad del Mundo es una parada obligada para todo el viajero que visite Ecuador; es conocer de cerca uno de los motivos de orgullo de los ecuatorianos y uno de sus símbolos identitarios.

2. Otavalo: Artesanías y naturaleza en lugares ancestrales

¿Qué hacer en Otavalo?

  • Comprar una mochila en la Plaza de los Ponchos, el mercado artesanal más grande de Suramérica
  • Visitar el Parque Cóndor y ver las aves rescatadas
  • Acampar en el bosque de la Cascada de Peguche
  • Caminar por la Plaza Central de Otavalo
  • Sentir la energía ancestral observando el árbol El Lechero
mercado-artesanal-otavalo-viajar-relatos-del-movimiento
La Plaza de los Ponchos: El mercado artesanal a cielo abierto más grande de América Latina -y el paraíso de los regateadores-

¿Cómo nos fue?

Otavalo fue uno de mis pueblos favoritos en Ecuador ¿por qué? Simplemente, porque combina mis tres cosas favoritas: Cultura, naturaleza y gastronomía.

Llegar a Otavalo es encontrarse de frente con la cultura ancestral ecuatoriana, una cultura que al día de hoy no olvida sus raíces indígenas, las cuales luchan por sobrevivir a la modernidad. Caminar por sus calles en encontrarse con cientos de mujeres, hombres y niños indígenas vistiendo de la forma tradicional, moviéndose de aquí a allá, con pesadas cargas en la espalda, o compartiendo una charla tranquila.

plaza-central-otavalo-ecuador-viajar-relatosdelmovimiento
Parte de la Plaza Central de Otavalo, bien arbolada y conservada.

La ciudad es así, muy sencilla, pero al mismo tiempo muy alborotada. A pesar de no estar en los principales destinos de los viajeros, Otavalo sí que logra atraer a muchos. Así que una escena común es estar en la Plaza de los Ponchos, viendo como los turistas intentan negociar un mejor precio por una artesanía; o en la Plaza Central viendo como los vendedores ofrecen sus productos y alimentos, creando un ambiente agitado pero atrayente. En Otavalo todos se saludan con todos, y son bastante hospitalarios con los turistas.

Pero si tuviera que elegir una sola razón para justificar porque Otavalo está en este conteo, es el contacto que puedes tener contigo mismo en ese lugar. Me explico, fuera de la ciudad, pero muy cerca de ella -a 50 minutos a pie-, hay un árbol con cientos de años de vida e historia, y que representó un lugar sagrado para comunidades indígenas ancestrales como los Quitus y los Caras. Me refiero al árbol El Lechero.

arbol-el-lechero-otavalo-ecuador-relatos-del-movimiento
Árbol Milenario El Lechero, en Otavalo

En sus faldas, las comunidades indígenas solían hacer rituales de purificación. Además, también servía como punto estratégico de observación, pues desde allí se puede ver un paisaje sencillamente impactante: La laguna de San Pablo, el volcán Imbabura, la montaña Fuya Fuya, el volcán Cotacachi y una panorámica de Otavalo. Más que una increíble postal, El Lechero te regala una energía que te invita a la reflexión e introspección.

Y justo desde ese punto, puedes caminar por unos 10 minutos en dirección al Parque Cóndor, refugio de muchas aves rescatadas del cautiverio ilegal o de ambientes inadecuados. Para finalizar, desde allí puedes tomar camino hacia la Cascada de Peguche para acampar en un ambiente lleno de tranquilidad y energía sanadora. En serio, no te lo puedes perder.

cascada-peguche-ecuador-relatos-del-movimiento-viajes
Foto mañanera luego de haber acampado en la Cascada El Peguche -no se ve el frio que estaba sintiendo-

Te puede interesar: Guía de Viajes Otavalo.


3. Montañita: Fiesta, surf y playa

¿Qué hacer en Montañita?

  • Fiesta, rumba, y más fiesta
  • Practicar surf, kitesurf o buceo
  • Caminar por el pueblo y la playa en la noche
  • Conocer muchos mochileros
  • Comer ceviche
que-hacer-montanita-ecuador-viajar-relatos-del-movimiento
Montañita es la ciudad mochilera por excelencia.

¿Cómo es Montañita?

Montañita es, definitivamente, una parada obligada en Ecuador. Famosa entre todo tipo de viajeros, Montañita es un paraíso para los más fiesteros o los que buscan un lugar ideal para practicar deportes acuáticos -por eso, no nos quedamos mucho tiempo allí-. Precisamente por esa carga de energías y gente joven, Montañita no se caracteriza por tener un ambiente sosegado; al contrario, entre música, fiestas y un fuerte oleaje, Montañita invita a no detenerse.

Con sus típicas construcciones de caña por todos lados que albergan discotecas, restaurantes u hostales, música reggae en el ambiente, vendedores de ceviche en carritos ambulantes, y cientos de personas en las calles, en Montañita cada día es una fiesta. Lo cierto es que cuando cae la noche, es cuando toda la ciudad se prepara para poner la mejor música hasta el amanecer y recibir a todos a disfrutar de un momento donde solo vale el ahora.

montañita-ecuador-viajar-relatos-del-movimiento-viajes
Las calles de Montañita siempre están llenas de gente -la pésima calidad de la foto se debe al factor nocturno y la baja sensibilidad a la luz de mi celular-.

Y para los más tranquilos, dar un paseo por la playa disfrutando del sonido de las olas al chocar unas con otras, o saborear un delicioso platillo tradicional de la costa ecuatoriana en uno de los cientos de restaurantes de la ciudad pueden ser los mejores planes. Eso sí, no puedes irte de la ciudad sin haber compartido una charla con los demás viajeros que visitan Montañita… Un intercambio que no te puedes perder.


Te puede interesar: #Relatoviajero Una pausa en Manta y Montañita.


4. Quilotoa: Camping y senderismo en el cráter de un volcán

laguna-quilotoa-ecuador-relatos-del-movimiento
La Laguna Quilotoa color verde esperanza

¿Qué hacer en Quilotoa? Te cuento que hicimos

Un espectáculo natural de color verde esmeralda, que tiende a turquesa en cuanto los rayos del sol tienen contacto directo con las aguas del lago, es lo que te espera en el cráter del volcán Quilotoa, en la Provincia de Cotopaxi.

Dentro del extenso cráter del Quilotoa, de 9 km de diámetro y aproximadamente 250 metros de profundidad, la Laguna del Quilotoa emerge como una maravillosa laguna de origen volcánico, que gracias a los minerales presentes en las rocas dacitas del volcán, toma unos intensos tonos verdosos que encantan a cualquier amante de la naturaleza.

¿Cómo llegar a Quilotoa? Es un viaje bien sencillo; desde Latacunga puedes tomar un transporte público que te lleve al pueblo Quilotoa, que custodia muy bien la entrada al parque. De allí, debes bajar por el sendero La Playita por aproximadamente 30 o 40 minutos hasta la base de la laguna… El ambiente es tan calmo y natural que nosotros pasamos una noche en el lugar.

camping-laguna-quilotoa-relatos-del-movimiento
La Laguna Quilotoa, en Ecuador, fue uno de nuestros lugares favoritos para acampar.

Acampar en la laguna del Quilotoa es una experiencia única, pensar en su origen volcánico te da una perspectiva de lo pequeños que somos; y además, contemplar el reflejo de la noche estrellada en las aguas de la laguna, con las laderas internas del volcán, tan naturales e inmaculadas, y disfrutar del silencio y el aura misteriosa del lugar, de seguro que te recargará las energías y los sueños.

Además de acampar, en Quilotoa puedes hacer senderismo, alquilar unos kayaks para pasear en la laguna y ver las estelas humeantes salir de sus aguas, o comprar una artesanía a los locales. Visitar la laguna del Quilotoa y admirar su belleza es una experiencia que no puedes dejar de vivir en Ecuador.

5. Nevado Cotopaxi: Paisajes sacados de la mejor postal

El trono de la luna, traducción de Cotopaxi en lengua quichua, es un espectáculo por derecho propio. Entre otros datos curiosos, cuenta una leyenda popular que Cotopaxi era un guerrero que luchaba contra Chimborazo por el amor de Tungurahua, siendo este último quien logra conquistar su corazón. Cotopaxi entonces quedó tan enojado por eso, que desde entonces saca toda su furia en forma de erupciones.

El Cotopaxi es famoso por tener una forma piramidal casi perfecta, terminando en un pico triangular, regular y puntiagudo, correspondiendo así al imaginario popular que se tienen sobre las montañas, y convirtiéndolo en algo muy especial de ver.

subiendo-el-cotopaxi-ecuador-viajar-relatos-del-movimiento
Nuestro guía, su camioneta, el Cotopaxi de fondo, un cielo despejado y yo.

¿Cómo llegar a la cima del Nevado Cotopaxi?

El Cotopaxi, el segundo volcán más alto del Ecuador con una elevación de 5.896 m.s.n.m, está ubicado a tan sólo 50 km al sur de Quito, por lo que llegar es bastante fácil. Basta tomar un bus en el Terminal Sur de Quito, con destino a Latacunga o Quilotoa, y pedirle al conductor que te avise donde te debes bajar. A nosotros nos dejaron la lado de la vía, muy cerca a la cabaña de información a la entrada del parque.

Para subir, puedes contratar uno de los carros guías que podrás encontrar en la cabaña de información. Si vas en carro puedes entrar con él. Incluso hay personas que suben el Cotopaxi a pie. A nosotros nos fue relativamente sencillo, pues con la enorme hospitalidad ecuatoriana, mientras visitábamos la Basílica del Voto Nacional, en Quito, conocimos a un señor que amablemente nos ofreció el servicio de llevarnos al Cotopaxi a través de su hermano.

laguna-cotopaxi-como-llegar-relatos-del-movimiento-viajes
Un paisaje de pintura

El recorrido para subir al Refugio Jose Rivas, a una altura de 4.864 m.s.n.m, está marcado por unos paisajes sacados de la más increíble postal de viajes: Una carretera que atraviesa un bosque de pinos, lagunas pacíficas que se convierten en el hogar de cientos de aves, una vista privilegiada del Cotopaxi; y al subir, una vista panorámica de los imponentes Andes… No debes dejar de visitar el Cotopaxi en tu visita a Ecuador.

refugio-jose-rivas-cotopaxi-relatos-del-movimiento-viajes
En la parte más cerca al cielo a la que podríamos llegar ese día -Día de alerta amarilla, no era tan alto y solitario-

Te puede interesar: #relatoviajero Del Cotopaxi al Quilotoa en un día.


¿Estás de acuerdo con esta lista? ¿Crees que falto alguna ciudad? Déjame saber tu opinión o dudas en los comentarios, y no te olvides de compartir este post con tus amigos viajeros. ¡Un abrazo y gracias por leer!

Autora del blog de viajes Relatos del Movimiento. Apasionada por las batucadas, la comida y las buenas historias. Sígueme en mi instagram @tatiana.foru

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *