Sobre mí

¡Hola amigo! Te doy la bienvenida a mi blog de viajes. Muchas gracias por compartir conmigo esta aventura y espero que disfrutes acompañarme. Si estás aquí es porque quieres saber un poco más de mi, entonces déjame contarte quién es Tatiana Forero.

salar-uyuni-relatos-del-movimiento

Colombiana, 23 años, signo Piscis en el Zodiaco y Cerdo de Madera en el Horóscopo Chino -sí, son datos que nadie pidió pero pueden ser interesantes-. Internacionalista de profesión -estudié Negocios y Relaciones Internacionales-, apasionada por el mundo digital y la creación de contenidos.

¿Ah, estás aquí por mi historial viajero? Bien, mis primeros viajes se remontan a los paseos familiares. A mis papás, a mi hermana y a mi siempre nos ha encantado viajar. Juntos hemos recorrido gran parte de Colombia, en estilo road trip -aunque en esa época ni sabíamos que tenía ese nombre-, durmiendo donde nos cogiera la carretera, en chinchorros o acampando 4 personas en una carpa -la misma carpa guerrera que llevamos a nuestro viaje por Suramérica-, comiendo en todo tipo de restaurantes, pero más importante, conociendo paisajes increíbles y creando recuerdos juntos.

Ya en el 2016, y como parte de mi formación profesional, viajé a Canadá a estudiar inglés -o eso fue lo que dije en la Embajada cuando solicité mi Visa-. Y aunque en un principio fue así, el último mes de mi estadía lo aproveché para conocer el inglés y el país más allá de las aulas. Ese viaje fue el primero que hice sola, que me comuniqué con las personas en un idioma que no es el mio, que planeé mi itinerario y que decidí cómo gastar mi dinero. En ese viaje se despertó algo en mí, una fuerza que no sabía que tenía que me decía que yo podía hacer cosas grandes y que sólo bastaba aventurarse y decidirse. Cuando comencé a pensar así, se empezaron a presentar ante mí grandes viajes, memorables experiencias, pero sobre todo, muy buenos amigos.

En el 2017 terminé mi carrera profesional, y como motivo de celebración, decidí hacer un viaje mochilero por Suramérica junto a mi novio. Queríamos conocer más del mundo antes de entrar en el llamado «mercado laboral». Así emprendimos un viaje de dos meses por Ecuador, Perú, Bolivia y Chile. En este viaje aprendí a conocerme más, a convivir en pareja 24/7, a estar abierta a los cambios de planes, a cocinar -porque si, no sabía antes de este viaje-; pero el mayor aprendizaje que obtuve de este viaje fue encontrar mis grandes pasiones: La historia, la cultura y la comida. Suramérica es tan diversa que al recorrerla inevitablemente te llena de inspiración.

El año estaba acabando y habíamos regresado de nuestro viaje. En ese momento, llega la pregunta que todo viajero afronta una vez vuelve a casa, ¿y ahora qué? Recordé a una amiga que había tomado un intercambio para hacer un voluntariado en otro país, ahí empecé a buscar oportunidades en ese organización, AIESEC. Para resumir la historia -porque pronto viene post al respecto-, viajé a Brasil el 1 de enero de 2018, a las 6:00 a.m, con toda la tusa de Año Nuevo y el dolor de despedirme de mi familia. El objetivo: una pasantía en Marketing en una página web. Belo Horizonte me recibió, y desde allí, viajé por Minas Gerais y otros estados de Brasil. Este viaje me mostró que los viajes, definitivamente, eran mi mayor pasión, eran lo que me hacía sentir más yo, lo que más me desafiaba, lo que más me sorprendía, y ahí fue cuando decidí que quería vivir en movimiento.

Sin embargo, antes de emprender vuelo otra vez, he estado trabajando fuertemente en este blog y en otros trabajos para poder financiarme un viaje largo nuevamente. Confío en que el trabajo duro dará su recompensa.

Entre otras cosas, quizá te interese saber que me encanta bailar, me pone muy feliz cantar -aunque lo haga mal-, me fascina la música en todas sus formas, y me gusta la gente alegre y con buenos principios. Pero bueno, esto no se trata solo de mi ¡Conozcámonos más! Cuéntame sobre tí, tus deseos, tus gustos y tus experiencias de viaje. Te quiero leer. Inspirémonos juntos, inspiremos a otros, compartamos consejos, destinos y relatos. Aprendamos y movámonos juntos.